Sex on the Beach: un cóctel con sabor a playa

El verano está a punto de terminar y, probablemente, muchos clientes dejarán de pedir algunos cócteles deliciosos porque consideran que son sólo para la época estival. Pero esto es un equívoco, los cócteles son para toda las temporadas y el Sex on the Beach así lo demuestra.

Se trata de un cóctel muy sencillo pero exquisito, con bastante alcohol pero con todo el dulzor de la fruta. Se pueden encontrar un par de versiones diferentes sobre la elección del nombre; una de ellas es porque al beberlo se experimenta la sensación de la playa al notar en la boca esa sensación refrescante que va dando lugar al vodka para finalizar dejando un toque de melocotón en el paladar. Y la segunda, es porque su color recuerda a un atardecer en la playa, sobre todo si se le coloca como adorno una sombrillita.

La verdadera historia de la creación del Sex on the Beach es una incógnita. Pero algunos mixólogos se remontan al año 1987 en Florida para dar con la creación de este cóctel, más concretamente en Fort Lauderdale, una ciudad turística muy visitada por jóvenes universitarios que buscaban sexo, playa y alcohol. Una empresa ofreció 1000 dólares al bar y 100 más al barman que más ventas alcanzara de su nuevo licor de melocotón.

sex-on-the-beach

Según cuenta la historia, fue al barman Ted Pizio a quien se le ocurrió la idea de crear un cóctel al que terminó llamando Sex on the Beach.

Los ingredientes son:

4 cl de vodka

2 cl de licor de melocotón

4 cl de jugo de arándano

4 cl de zumo de naranja

Y la forma de realizar el Sex on the Beach es muy sencilla: se mezclan todos los ingredientes en la coctelera y se sirve en un vaso alto lleno de hielo. Y, como aconsejan en la IBA, preséntalo con una rodaja de naranja.

Un Cosmopolitan, por favor

Aún no se había inaugurado la sección de los cócteles y para ello, no se podía empezar por otro coctel que no fuera el Cosmopolitan. Al contrario de muchos cócteles que nacieron de modas pasajeras, el Cosmopolitan ha tenido un rápido ascenso al panteón de los clásicos. Ya por la década de los 60, los habitantes de Nueva Orleans podían probar este refrescante cóctel en el Rainbow Room de DeGroff. Pero cuando más se ha popularizado este cóctel ha sido en los últimos años gracias a Carrie Bradshaw, la célebre escritora protagonista de la serie Sex and the City, encarnada por Sarah Jessica Parker, ya que era su bebida favorita.

Catalogo_Arcoroc_2012-54Pero dejemos la historia a un lado, este cócltel de vodka con un cierto matiz a fruta ácida, según la International Bartenders Association, necesita para su preparación:

4 cl de vodka citrón

1,5 cl de Cointreau

1,5 cl de jugo de lima

3 cl de jugo de arándanos

Con estos ingredientes ahora sólo necesitas introducirlos en la coctelera, llenarla de hielo y agitarlo. Luego toca presentarlo, para ello suele ponerse una rodaja de lima pero para darle un toque diferente a este clásico de los cócteles muéstralo con unos arándanos.

Sigue leyendo